Carretera La Rumorosa: fantasmas, curvas peligrosas y un paisaje de otro mundo

Los municipios de Mexicali y Tecate, en Baja California, se encuentran unidos por una de las carreteras más increíbles y peligrosas de México.

221

Esta es una zona sumamente misteriosa y bella a la vez.

En el extremo noreste de la República Mexicana, entre la Sierra de Juárez se encuentra la carretera conocida como “La Rumorosa”, llamada así por aquellas personas que transitaba este tramo que conecta Tecate con Mexicali hace ya unas décadas.

la-rumorosa-baja-california
La Rumorosa, Baja California

La razón por la cual se le dio este nombre es porque se dice que cuando el viento sopla se puede escuchar un sonido que se asimila al de personas susurrando.

Este sitio es bien reconocido por la gran cantidad de leyendas que se cuentan sobre él, por sus increíbles paisajes producto de la erosión, porque en el desierto que lo rodea se pueden practicar algunos deportes extremos y por la gran cantidad de accidentes automovilísticos que ha sucedido allí, llegando a considerársele como una de las más peligrosas del país (aunque bien es cierto que esto depende en gran medida de cómo manejen quienes conducen por el lugar).

Tierra de leyendas

la-rumorosa-baja-california
La Rumorosa, Baja California

En el tramo carretero de La Rumorosa han sucedido muchos accidentes a lo largo de los años. Mientras se conduce por allí, es posible ver en algunas partes los restos de autos y camiones que sirven como recordatorio de algunas escenas trágicas que se han suscitado, además de ser una señal de advertencia de lo que puede suceder si no se conduce con precaución.

A raíz de esto se han generado un sinnúmero de leyendas sobre fantasmas de algunas de las víctimas fatales de estos acontecimientos, que vagan por la carretera pidiendo favores o simplemente observando a aquellos conductores que transitan por la zona.

la-rumorosa

Te puede interesar: Mar de Cortés: el acuario del mundo

Una de las leyendas más conocidas es la de “El trailero”, el fantasma de un hombre que murió, al parecer, en un accidente en esa carretera. Este individuo les hace la parada a aquellos que van pasando por el lugar para pedirles un favor (como el que se menciona en el libro infantil “La Rumorosa y los aparecidos”, donde pide llevar un dinero a su esposa a punto de dar a luz). Se dice que aquellos que se nieguen o que no cumplan con ello sufrirán las consecuencias de su acto.

Otra historia que se cuenta es la de un joven que circula en su bicicleta sobre la carretera, y que cuando alguien va manejando de forma indebida este se les atraviesa, siendo atropellado. Cuando los conductores bajan de su vehículo a ver lo sucedido no encuentran nada, tanto el chico como la bicicleta desaparecen sin dejar rastro alguno.

Otra que es bien conocida es la de una enfermera que vivía en una pequeña ranchería cerca de La Rumorosa. Un día, los vecinos de aquel poblado fueron a buscar a esta mujer para que atendiera a las víctimas de un accidente que había ocurrido en la carretera. La enfermera acudió al lugar, pero según cuentan, esta nunca volvió. La buscaron por un tiempo, pero no encontraron nada, ni siquiera había vestigios del supuesto accidente por el que la llamaron. Después de esto empezaron a circular relatos de una mujer de blanco que se aparecía en una curva pidiendo “rait”, y que aquellos que aceptaban hacerle el favor se percataban de que desaparecía del asiento de pasajero sin explicación alguna.

Un paisaje sin igual

Otra de las razones por las que destaca La Rumorosa es por los increíbles paisajes de la Sierra de Juárez que se pueden divisar mientras transitas por ahí. Enormes montañas e increíbles formaciones rocosas producto de miles (o millones) de años de erosión a causa de viento y agua te harán sentir como si estuvieses en alguna película ciencia ficción o fantasía, recorriendo el terreno de algún mundo lejano en algún otro sistema estelar.

Casa de Piedra, La Rumorosa
Casa de Piedra, La Rumorosa

Pasando la primera caseta en dirección de Tecate a Mexicali se toparán con el Geoparque Casa de Piedra, una singular construcción enclavada entre las rocas. Esta vivienda fue construida por el ingeniero Manuel Ramírez Vázquez en los años 50s como un lugar de descanso para pasar el verano.

la-rumorosa-deportes-extremos-rappel
Deportes extremos en La Rumorosa

Te puede interesar: La leyenda del Citlalteptl, el volcán más alto de México

El lugar también es visitado por aficionados a los deportes extremos como el rappel y la escalada, así como algunos que buscan disfrutar de un paseo en bicicleta mientras admiran la naturaleza.

El Vallecito La Rumorosa
El Vallecito, La Rumorosa

Por estos lares se encuentra la zona arqueológica “El Vallecito”, ideal para los aficionados del mundo antiguo, ya que mientras la recorren podrán ver algunas pinturas rupestres dejadas por los kumiai, una etnia que habitó por un tiempo en esta región. Allí se conserva parte de un bosque de pinos que fue explotado en su momento por los kumiai.

A lo largo de la carretera hay algunos miradores para que las personas puedan detenerse a tomar un descanso y a disfrutar del increíble paisaje que alberga este punto del Estado de Baja California.

Es posible observar un gran número de especies de aves sobrevolando entre las montañas, e incluso, es un buen sitio para ver al borrego cimarrón en su hábitat natural.

Parque Eólico, La Rumorosa
Parque Eólico, La Rumorosa

Nota interesante: El oro que Pancho Villa escondió y ya nunca nadie más encontró

Para aprovechar los vientos que corren por La Rumorosa se construyó un parque eólico que sirve para suministrar con energía eléctrica las ciudades de Tecate y Mexicali, en el cual también se hacen recorrido para explicar como funcionan los enormes molinos que se pueden divisar a la distancia.

Un edificio con mucha historia

Campo Alaska, La Rumorosa
Campo Alaska, La Rumorosa

Otro punto que se puede visitar el Ex Cuartel Militar Campo Alaska, que servia como la sede de las oficinas de gobierno durante los meses cálidos, esto dándose bajo el mandato del General Abelardo L. Rodríguez.

Posteriormente, cuando el General Brigadier José María Tapia Freydidng ocupó el puesto de gobernador del estado (que gobernó solo el año de 1930) el cuartel fue designado como un manicomio conocido como “La Casa de los Locos”, y el edificio que sirvió como Casa de Gobierno pasó a ser el Hospital Antituberculoso del Distrito Norte. En 1958 el hospital fue clausurado y dejado en el abandono.

En 2004, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) restauró el cuartel para transformarlo en un museo en que se exhiben diversos objetos y fotografías de cuando el lugar estaba en pleno funcionamiento, buscando ser un atractivo turístico para la región de La Rumorosa.

Un lugar con una vibra enigmática

la-rumorosa-baja-california-4
La Rumorosa, Baja California

Quienes visitan o viajan por La Rumorosa suelen describirlo como un lugar con una vibra de fantástica que no sentirás en ninguna otra parte del país.

Leyendas, paisajes increíbles, vestigios de antiguas tribus que rondaban por estas tierras y “susurros” en los vientos son algunos de los motivos por los cuales amantes de la naturaleza y de lo paranormal optan por visitar este destino.

Así que si estas planeando ir de viaje a algún sitio diferente a lo usual próximamente, aquí tienes uno para tomar en consideración.